Ermita de San Sebastián

Aunque del siglo XVI, para los que la conocen bien es de 1.976, pues en este año se levantó copiando estrictamente la antigua, que estaba al lado y estorbaba; sabiendo que costaba repararla tanto como hacerla de nuevo. Esta pequeña ermita del siglo XVII tiene planta de cruz, con armadura de par e hilera en la nave y octogonal sobre trompas la del crucero que se trasdosa como una torrecilla cuadrada con remate muy apuntado. En la fachada coronada por espadaña de frontón curvo se abre la puerta con arco de medio punto al que flanquean dos pilastras a modo de contrafuertes.



La actual ermita, reconstruida como copia de la anterior, ha visto sustituida su armadura de madera por forjado de viguetas de hormigón y su espadaña de frontón curvo por espadaña triangular.

16-XI-1717.- De sus noticias, ésta debe ser una a tomarse en cuenta: “Dn. Félix del Olmo y Ortega Benefido. de Algarrobo pide se nombre por Hermitaño de la Hermita de Sn. Sebastián y Sn. Antonio Abad a Fernando de Ortega: y se le mandó despachar título”.

La Ermita de San Sebastián tal vez haya sido el edificio que ha sufrido el cambio más importante. La antigua ermita que databa del siglo XVI, debido a su mal estado ya fue remodelada durante los siglos XVII y XVIII pero debido a su estado de ruinas, fue derruida por completo y construida de nuevo guardando su fisionomía natural y siendo una copia exacta de la anterior a 100 metros de su antigua ubicación en lo alto de la loma del Egido en el año 1976. Además la ermita fue complementada con bellos jardines que hoy día hacen de ella un lugar de inevitable visita.